Blog

Cinco semanas en una residencia de guion, ¿haciendo qué?

No está de más condensar aquí, en un solo texto, todos aquellos beneficios y actividades que vamos a llevar a cabo -del 2 de febrero al 6 de marzo de 2015- junto a nuestros ocho residentes seleccionados. Si ustedes nos han seguido durante los últimos meses, seguro les resultarán evidentes nuestras grandes expectativas frente al trabajo que realizaremos en la Residencia Espacio en Común. Si es la primera vez que saben de nosotros, ¡bienvenidos! He aquí un pequeño resumen.

#Quierounabeca, ¿qué puedo hacer?

Si no tienes cómo financiarte y quieres participar, no pierdas ese primer impulso. Primero, cuenta con nosotros. La Fundación Algo en Común continúa su trabajo en distintos países iberoamericanos con el fin de conseguir dichas ayudas. Por otro lado, también requerimos de tu ayuda, pues cada vez que ustedes nos escriben, sus correos y mensajes se convierten en una herramienta poderosa para solicitar apoyo en instituciones que requieren que demostremos un buen número de interesados.






Una residencia desde adentro

Desde que empezamos a hablar de nuestra próxima versión del programa de residencias Espacio en Común quisimos contar un montón de cosas. Sin embargo, siempre nos quedábamos cortos en lo transmitido. Así que tomamos una decisión para esta tercera publicación del blog: tener una invitada. Se trata de Daniella Torres, quien formó parte del primer grupo de residentes de Espacio en Común. Ella les contará de todas esas cosas adicionales al trabajo formativo y de creación, que surgen -de modos maravillosos- dentro de una residencia y que nosotros no les hemos contado por estar concentrados en las “cosas serias”.






Redes y alianzas: crecer desde los puntos en común

Como parte de la alianza entre Algo en común y Bolivia Lab, la cineasta argentina Erica Koleff recibirá un incentivo para hacer parte de la Residencia Iberoamericana de Guion Cinematográfico Espacio en Común, la cual comprende laboratorios de exploración en narrativa, escritura creativa y desarrollo de proyectos con tres asesores internacionales, así como clases magistrales y encuentros con productores para presentar su proyecto. La beca incluye -por romántico que suene- la posibilidad de vivir 5 semanas en una ciudad llena de brisas frescas, sol de verano y gente linda ayudando a que la cultura salga pa’ lante.